Go to content
Unas manos en un buffet de ensaladas de productos locales, bizcocho de zanahoria, pan y carnes curadas de Flåm
Unas manos con un queso de cabra circular y un cuchillo en la mesa al lado
Un erizo sobre un plato de hielo y algas en el Restaurante Arven del Hotel Fretheim
Un chef decorando un postre en la cocina junto a un plato de la cena listo
Cuatro personas brindando con vino tinto en Flåm
Un plato en una bandeja de madera con coliflor cocida, ensalada y flores rosas como decoración
Un plato lleno de salmón al horno, patatas y pepino junto a una copa de postre de crema decorada y un vaso de agua

Comida y bebida

Nuestra filosofía se seguirá desarrollando y elevaremos la experiencia con la comida y la bebida para aquellos huéspedes que deseen algo fuera de lo común. La divulgación de la historia a través de la comida y la bebida tendrá lugar haciendo énfasis en productos locales a lo largo de todas las estaciones. La comida debe ser auténtica y honesta, elaborada desde el principio y ofrecer estupendos sabores y nuevas combinaciones.

Experiencia gastronómica

El Hotel Fretheim desea ofrecer a sus clientes una increíble experiencia gastronómica proponiendo una combinación de ingredientes regionales y de temporada de primer orden acompañados por una excelente gama de bebidas para mejorar la experiencia culinaria.

Comida producida localmente

Siempre se han servido alimentos de producción local en el hotel Fretheim, lo cual es una consecuencia natural de disponer de los mejores productores de queso, carne, fruta y verdura en los alrededores.

A la manera tradicional

Los alimentos de procesan, ahúman y curan de la forma tradicional, y nuestros chefs cuentan con los mejores ingredientes para crear sus delicados y deliciosos platos. 

Un cuenco de cristal con helado decorado con flores y hierbas

Productos de temporada

Para poder ofrecer siempre a nuestros huéspedes comida natural hecha con los mejores y más frescos productos, basamos nuestros menús en los alimentos que estén de temporada en ese momento y en los métodos de cocina tradicionales. En invierno, el pescado y los mariscos están en su mejor momento y los tubérculos son ingredientes importantes de acompañamiento. Tradicionalmente, en Noruega, la comida se curaba, se ahumaba y se enlataba para que llegara hasta el invierno; estos métodos están presentes en nuestros menús.

En primavera, la vida comienza a germinar y a crecer. Las verduras de primavera como los espárragos, las hierbas frescas y los brotes como las cebolletas son fundamentales. En el fiordo, el verano es la época de las verduras frescas, las bayas y las frutas. Recibimos productos frescos de Lærdal, y colaboramos con Sogn Jord- og Hagebruksskule (escuela de agricultura) en Aurland, que nos ofrece productos especialmente para nosotros. El otoño es la época de los corderos que pastan en la montaña, la caza, los tubérculos y las manzanas. ¡Perfecto para las noches frías!

La cabeza de una cabra frente a los campos verdes y a una montaña empinada de Undredal

Objetivo: las cabras

¿Sabía que el escudo del municipio de Aurland es una cabra? No todos pueden subir y bajar por las escarpadas montañas que hay junto al fiordo, pero las cabras son unas avezadas escaladoras. Según nuestro entusiasta chef, las cabras están en el ADN de la zona. ¿Qué hay más natural que emplear este preciso animal —que, por lo demás, apenas se usa en la cocina noruega— como hilo conductor del menú? En el Restaurante Arven se puede degustar de diferentes formas dependiendo de la temporada, ya sea en carne, leche o queso. O incluso de postre.  

Un chef le da el último toque a un postre junto a un plato listo para la cena

Promoción del patrimonio cultural

La producción de alimentos, la cultura y el patrimonio cultural van de la mano. Queremos contribuir a una dinámica cultura local y a la diversidad biológica de esta zona, declarada Patrimonio Mundial. Al apoyar a los productores locales, pueden centrarse en operar en una escala apropiada para la zona. El paisaje que hay alrededor del Nærøyfjord y Flåm está catalogado como Patrimonio Mundial de la UNESCO precisamente porque la naturaleza se ha mantenido casi intacta en la era moderna.

Queremos traer de vuelta productos e ingredientes que prácticamente se han perdido. Por ejemplo, la producción de varias razas animales que tradicionalmente eran importantes para la zona, pero que últimamente casi han desaparecido debido a la agricultura moderna. La antigua raza bovina Vestnorsk fjordfe es un buen ejemplo de ello. Este es un tipo de res que no ha seguido la modernización, pero que, en realidad, es ideal para el pastoreo en la zona montañosa del fiordo. La deforestación no es un problema en el oeste de Noruega y, sin animales de pastoreo, el paisaje se llena rápidamente de arbustos y árboles.

Póngase en contacto con nuestro departamento de ventas salg@fretheimhotel.no Tel.: +47 57 63 63 00