Go to content
Dos personas con ropa de invierno andando sobre la nieve en el mirador de Stegastein, rodeado por un paisaje invernal. Fotografía.
El paisaje nevado del valle de Flåm y un tren junto a un río.
Un catamarán turístico frente a unas montañas cubiertas de nieve.
Una persona con casco, chaqueta roja y pantalones azules levantando nieve con un esquí rodeada de montañas nevadas.
Cuatro personas sentadas en un banco junto a una hoguera frente al Hotel Fretheim en la oscuridad. Fotografía.
Una hilera de edificios antiguos de color rojo. La nieve en campos y montañas de fondo. Fotografía.
Un árbol de Navidad iluminado frente al centro de Flåm iluminado, el fiordo y las montañas.

Ocho razones por las que debería planear unas vacaciones de invierno en Flåm

A continuación, podrá encontrar ocho fotos que, sin duda, le servirán de inspiración para visitar Flåm en invierno. Le garantizamos unas vacaciones de invierno repletas de magníficas estampas de la hermosa naturaleza, un ambiente tranquilo y una historia interesante. Para disfrutar aún más, combine Flåm con uno o dos días en Myrkdalen Mountain Resort. ¡Le damos la bienvenida a los fiordos en invierno!

Dos personas andando por el mirador de Stegastein. Una luz tenue, un paisaje nevado y el fiordo abajo.

1. En busca de las luces de invierno en Stegastein

La luz de invierno junto al fiordo tiene algo especial. Cuando el sol apenas despunta por encima de las altas montañas, genera una luz tenue muy característica que, de nuevo, confiere una gran calma al espectacular paisaje. Uno de los mejores lugares para disfrutar de este ambiente es el mirador de Stegastein. A 650 metros sobre el centro de Aurland, podrá disfrutar de unas vistas panorámicas del Aurlandsfjord y de las montañas en este enclave, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Puede llegar hasta aquí en su propio coche, con una visita turística desde Flåm, o con raquetas de nieve con los guías expertos de Fjord Safari.

Un tren en el valle de Flåm. Un paisaje nevado y un cielo azul.

2. Ingeniería extrema en el valle de Flåm

Al viajar en el ferrocarril de Flåm en invierno, piense en las personas que lo construyeron en la primera mitad del siglo XX. El viaje en tren es un trayecto fantástico durante todo el año, pero el invierno es otro nivel. Cuanto más cerca esté de Myrdal, la estación superior a 867 metros sobre el nivel del mar, más nieve y hielo verá. ¿Cómo fue trabajar en estas difíciles condiciones en días de invierno gélidos y ventosos?

Enfrente, un árbol iluminado con una luz plateada, Flåm con luces de Navidad, el fiordo y las montañas cubiertas de nieve de fondo.

3. Espíritu navideño junto al fiordo

Los días cortos no son un problema cuando se encienden las luces de Navidad. En Flåm, las luces de Navidad se encienden el 1 de noviembre, y desde la ruta cultural que va por detrás del Hotel Fretheim se puede disfrutar de las vistas de la ciudad iluminada junto al tranquilo fiordo y a las montañas cubiertas de nieve. Es imposible no contagiarse del espíritu navideño al recorrer ciudad, que está decorada con instalaciones y árboles de Navidad.

Un catamarán de pasajeros en un fiordo frente a unas escarpadas montañas nevadas. Un cielo azul. Fotografía.

4. Experimente el silencio en el Nærøyfjord

Para experimentar la máxima tranquilidad, recomendamos hacer un crucero por el fiordo entre Flåm y Gudvangen. El barco de pasajeros totalmente eléctrico Legacy of The Fjords navega silenciosamente entre las escarpadas laderas de las montañas, y el único sonido que se oye es el del hielo al romperse en los días fríos. El barco está diseñado para dar a los pasajeros las mejores vistas posibles, y aquí hay para elegir

Un esquiador lanzando nieve en polvo en un día soleado en unas montañas cubiertas de nieve. Fotografía.

5. Un día en el paraíso de la nieve: Myrkdalen

A solo 45 minutos en coche desde Flåm se encuentra la estación de esquí más grande del oeste de Noruega: Myrkdalen Mountain Resort. Este valle del municipio de Voss tiene un microclima especial que hace que caiga más nieve aquí que en cualquier otro lugar de la región; por ese motivo, es el destino perfecto para aquellos que buscan disfrutar de aventuras en la nieve. Aquí hay pistas para todos los niveles, una zona específica para niños y principiantes y varias zonas de parque. Para los amantes del esquí de fondo, también hay un total de 30 kilómetros de pistas cerca de la estación. El autobús Fjords & Mountain, que circula entre Flåm y Myrkdalen, está disponible bajo demanda.

Dos personas vestidas de vikingos peleando con espadas y escudos en el Valle vikingo de Gudvangen en invierno. Fotografía.

6. Vida vikinga en invierno

¿Alguna vez se ha preguntado cómo vivían los vikingos en invierno? Pase por el Valle vikingo de Gudvangen y pregúnteselo personalmente a un vikingo. En el auténtico pueblo vikingo de Njardarhemr, la población vive como vikingos durante todo el año y, como visitante, podrá pasear, acercarse a las casas y charlar con las personas que encuentre. La entrada incluye una visita guiada con uno de los expertos en historias del pueblo. También puede probar el tiro con arco y el lanzamiento de hachas.

Dos mujeres y dos hombres sentados junto a una hoguera en la penumbra frente al Hotel Fretheim. Fotografía.

7. Hoguera junto al Hotel Fretheim

Imite a los noruegos y reúnase en torno a la hoguera que hay en el jardín del bar del vestíbulo del Hotel Fretheim por la tarde. Con una bebida caliente en la mano, este es el lugar perfecto para relajarse y compartir sus experiencias después de un día lleno de emociones. Si el clima no permite una hoguera, puede sentarse en el bar del vestíbulo. Cuando tenga hambre, solo tiene que subir escaleras hasta el Restaurante Arven, en el segundo piso, donde podrá disfrutar de una deliciosa comida hecha a partir de ingredientes locales.

Tres antiguas casas rojas de madera en un frío día de invierno. Hay nieve en el suelo, unas montañas a lo lejos. Fotografía.

8. Paisajes invernales en las granjas de Otternes

Adéntrese tanto en el fiordo como en la historia en un paseo desde el antiguo grupo de granjas Otternes. La ruta recorre el Aurlandsfjord desde Flåm hasta la idílica granja, y es conveniente no perder de vista la fauna del fiordo. Con un poco de suerte, podrá ver tanto focas como marsopas salir del agua. Imagine cómo era vivir en Otternes hace 100 o 200 años mientras pasea junto a edificaciones históricas.